¿Quién dice que no se puede trabajar y ganarse la vida con sus pasatiempos?

Mateo Dineen y Johan Potma hacen realidad este sueño al plasmar su enorme creatividad en fantásticas pinturas que nos transportan a un mundo donde todo, absolutamente todo puede pasar. Deja lo que estás haciendo y checa cada una de estas pinturas que, sin duda alguna, se convirtieron en las favoritas de los amantes de los Puzzles.

Estos rompecabezas de marca Heye, son fabricados por la empresa alemana KV&H Verlag. Quienes en conjunto con estos 2 artistas, nos enseñan un concepto de arte muy particular oculto en una caja.

ZOZOVILLE es el nombre de la galería de arte creada por Mateo y Johan, pues al ver que sus estilos eran muy similares, decidieron que en vez de ser competidores, harían un mejor trabajo juntos. Y así fue, pues crearon estas criaturas llenas de alegría, tristeza, humor, colores, mensajes, detalles e historias diferentes. Al verlos en primera instancia, podrías pensar que son un poco “feos y espeluznantes”, pero al prestar un poco más de atención, podemos ver lo divertidos que son.

En su página oficial, Mateo explica que siempre le gustó crear sus propios universos e historias, en los cuales podría vivir por un tiempo. Y parte del objetivo de seguir creándolos es que cada uno de nosotros pueda escaparse de la rutina y perderse en ellos en el proceso de armado.

Una de las cosas que nos impresionaron muchísimo fue que ellos plasman estas historias en puertas antiguas de madera, cajas, carteles, latas, etc. Cualquier superficie que signifique un reto, es la adecuada para ellos.

Estos talentosos artistas nos comparten una gran lección de vida: ellos comentan que el pintar en superficies viejas, difíciles o poco comunes, es todo un reto y fomenta el tener que enfrentarse a problemas que deben resolver conforme la marcha; como todo en esta vida.

La vida es impredecible y no podemos pararnos ante una grieta que se nos cruce en el camino.

Nosotros ya hemos armado algunos de sus rompecabezas y sin duda alguna, les recomendamos comprarlos. Pues aunque no seas fanático de ellos, disfrutarás mucho el proceso y el resultado definitivamente te sacará una sonrisa.

autor

Mariana González

27 de octubre, 2020.

Compartir

Twittear